Siete Líneas Estratégicas

Proyecto Nacional Simón Bolívar
Primer Plan Socialista de la Nación


El Plan Nacional Simón Bolívar, es un plan a largo plazo ideado por el Gobierno Revolucionario que busca profundizar los logros alcanzados por las Líneas Generales del Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación del 2001 al 2007.
Las siete líneas estratégicas definen la plataforma programática del gobierno para el período 2007-2013, incluyendo la ampliación de su período hasta el 2021, concibiendo la necesidad de un soporte institucional, un modelo político y económico, como de valores éticos y morales, para la construcción del modelo socialista venezolano.
Este plan sirve de soporte teórico al proyecto de gobierno y a las iniciativas de desarrollo del gobierno revolucionario y habla de la necesaria e impostergable refundación de la patria.
Este proyecto nos llama a la construcción de una nueva ética socialista, que le permita a los venezolanos darle vida a una cultura democrática y solidaria, que nos lleve a alcanzar la “suprema felicidad social”, con nuevos modelos de producción humanistas, con una visión transformadora en cuanto a las estrategias geopolíticas nacionales e internacionales y un compromiso real a favor de la conformación de un “Estado ético”.
Por esto es importante darle respuesta a algunas preguntas que son básicas y necesarias, para poder trazar nuestra agenda.
¿Qué significa eso?, ¿cómo nos hacemos parte de ello?, ¿qué nos toca hacer desde cada una de nuestras posiciones?
Cada ciudadano, en cada rincón de esta nación debe hacer su tarea para cristalizar este proyecto que involucra darle un giro al sistema en el que nos hemos desenvuelto durante años y dar paso a una sociedad con valores que no se quede en el discurso, ni en los sueños.
Es por esto que podriamos decir entonces que el PPS es un plan sin precedentes en la historia republicana de nuestro país, y que esta precedido inmediatamente por el Plan de los Equilibrios 2001 – 2007, que también es el producto de un proceso de cambios que a partir del 2 de febrero de 1999 se inició en Venezuela.
Sus ejes temáticos a saber son:
1. Nueva Ética Socialista
2. Suprema Felicidad Social
3. Democracia Protagónica Revolucionaria
4. Modelo Productivo Socialista
5. Nueva Geopolítica Nacional
6. Venezuela: Potencia Energética Mundial
7. Nueva Geopolítica Internacional

Y los más importante y novedoso de este plan es que a partir del periodo 2007-2013, Venezuela se orienta hacia la construcción del verdadero Socialismo del siglo XXI.





A continuación realizaremos un breve pero muy importante análisis sobre las siete líneas estratégicas de este plan, algunas o en su mayoría estaban plasmadas en el proyecto de reforma constitucional presentado por el Presidente Hugo Chávez para su aprobación en el año 2007.


1. Nueva Ética Socialista:
“Propone la refundación de la Nación Venezolana, la cual hunde sus raíces en la fusión de los valores y principios más avanzados de las corrientes humanistas del socialismo y de la herencia histórica del pensamiento de Simón Bolívar.”
Esto se refiere a los valores morales de la nueva sociedad, a la lucha contra la burocracia y la corrupción, la necesidad de crear y fomentar valores de solidaridad, respeto, como de conciencia y organización socialista.
“Sus objetivos son: Crear una sólida arquitectura ética de valores que conformen la Nación, la República y el Estado moral-socialista.”
Así mismo plantea el rescate de los valores de solidaridad y humanismo, que les permita a las personas sentirse dignas con todos sus derechos, aquellos que hacen sentirnos solidarios con todos los seres humanos.

Esto le permitirá a todos los venezolanos también sentirse protagonistas en la construcción de una nueva sociedad, más humana y más participativa, como lo establece la Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela.
En este plan se establece también los derechos humanos de la llamada primera generación en cuanto a sus derechos civiles y políticos, el derecho a la libertad a la vida el derecho a la libertad de conciencia el derecho a pensar y expresarse libremente; y de la segunda generación en cuanto a los derechos económicos, sociales y culturales; y de la tercera generación, el derecho a nacer, a vivir en un ambiente sano, no contaminado y el derecho a nacer y vivir en una sociedad de paz.

Tal como lo planteaba el che Guevara, este mismo Plan sigue su ejemplo en cuanto al desarrollo de una conciencia revolucionaria que nos lleve a tener una moral colectiva, que le permita a los ciudadanos, fundamentalmente diferentes en cuanto a situación social, cultural o política, a encontrar un punto de rencuentro, una coyuntura necesaria a la aplicación de leyes o de teorías sociales, que nos lleve a lo que verdaderamente estamos buscando que es la construcción del Socialismo del siglo XXI para la transformación en reglas de vida colectivas aceptadas libremente.
La nueva ética socialista nos permite trabajar para construir una sociedad donde efectivamente podamos contar con nuevos funcionarios públicos, con nuevos liderazgos, con ciudadanos y con gobiernos realmente comprometidos con la civilidad, el socialismo, el humanismo y la tarea de derrotar al viejo modelo capitalista, ese mismo que impuso el egoísmo entre nosotros, ese que cultivó la acumulación de bienes y riquezas como símbolo de poder, ese que promovió e instauró la violencia sicológica y material alrededor de un sistema económico, donde domina la desigualdad y la injusticia

2. Suprema Felicidad Social:
“A partir de la construcción de una estructura social incluyente, un nuevo modelo social, productivo, humanista y endógeno, se persigue que todos vivamos en similares condiciones, rumbo a lo que decía El Libertador: “La Suprema Felicidad Social”.
Pudiéramos decir entonces que lo que se busca con este modelo socialista es descansa en la necesidad de crear una sociedad equitativa, donde los venezolanos tengan las mismas oportunidades a su bienestar social y humano mediante el acceso directo a la salud, la educación, la alimentación, la economía y la cultura, así como reducir la miseria a cero y acelerar la disminución de la pobreza, aquí se estable también el apoyo integral a la población indígena y fomentar y apoyar la participación y el compromiso para la construcción de viviendas dignas.

3. Democracia Protagónica Revolucionaria: El Poder Del Pueblo Como Máximo Poder.
“Para esta nueva fase de la Revolución Bolivariana se consolidará la organización social, tal de transformar su debilidad individual en fuerza colectiva, reforzando la independencia, la libertad y el poder originario del individuo.”
Para todos los ciudadanos este eje es fundamental para avanzar irrevocablemente la construcción del Poder Popular. A través del fortalecimiento de los Consejos Comunales, concentrarán mayor poder de decisión en la solución problemática nacional, con el derecho a elegir sus representantes, en una democracia protagónica y participativa para esto se hace imprescindible el desarrollo de una red eficiente de vías de información y de educación no formal hacia el pueblo.
Por esto debemos orientar la participación protagónica a ocupar y consolidar espacios legítimos y formales de intercambio, comunicación y expresión de la ciudadanía con los órganos del Poder Público, para gobernar y compartir responsabilidades, en la gestión pública local. De esta manera podemos plantea una redistribución del poder como propiedad colectiva, que pertenece a todas y todos, y que se ejerce a través de las diferentes instancias y mecanismos institucionales y comunitarios.




4. Modelo Productivo Socialista, Economía Socialista:
“Con el fin de lograr trabajo con significado, se buscará la eliminación de su división social, de su estructura jerárquica y de la disyuntiva entre la satisfacción de las necesidades humanas y la producción de riqueza subordinada a la reproducción del capital.”
Esto hace necesario crear un nuevo modelo de producción, basado en la colectivización de los medios de producción, como la necesidad de que las empresas estratégicas estén en manos de un gobierno socialista, alejándolas de esta forma de la lógica del capitalismo, la explotación y la concentración del poder en manos privadas.
Entre todas estas estrategias están como base primordial:
 Mejorar principalmente la distribución de la riqueza y el ingreso.
 Asegurar una participación eficiente del Estado en la economía.
 Promover la estabilidad y sustentabilidad del gasto.
 Reordenar el sistema tributario.
 Aumentar la inversión en actividades estratégicas.


5. Nueva Geopolítica Nacional:
“La modificación de la estructura socio-territorial de Venezuela persigue la articulación interna del modelo productivo, a través de un desarrollo territorial desconcentrado, definido por ejes integradores, regiones, programas, un sistema de ciudades interconectadas y un ambiente sustentable.”
La necesidad de crear una infraestructura para el desarrollo, implica un cambio total en las ciudades, en la construcción de viviendas, como en la descentralización de las ciudades, las vías de transporte deben ser adecuadas al nuevo modelo socialista, la construcción de una nación hacia el desarrollo.
Desconcentrar actividades y población.
Aprovechar las fortalezas regionales creando sinergia entre ellas.


6. Venezuela Potencia Energética Mundial:
“El acervo energético del país posibilita una estrategia que combina el uso soberano del recurso con la integración regional y mundial. El petróleo continuará siendo decisivo para la captación de recursos del exterior, la generación de inversiones productivas internas, la satisfacción de las propias necesidades de energía y la consolidación del Modelo Productivo Socialista.”
La necesidad de crear un modelo económico de desarrollo, con una industria petrolera en expansión, permite crear una base sustentable, para desarrollar otras industrias, como son la Siderúrgica del Orinoco, la producción agrícola sostenible, es decir una base para el desarrollo.

7. Nueva Geopolítica Internacional, Mundo Pluripolar:
Entre las siete líneas estratégicas trazadas por el gobierno en el Primer Plan Socialista 2007-2013, se encuentra una de las áreas de mayor interés para la revolución bolivariana: la política exterior de Venezuela. Ésta se basa fundamentalmente en la construcción de una Nueva Geopolítica Mundial cuyo eje principal es la multipolaridad, la cual implica la creación de nuevos polos de poder que representen el quiebre de la hegemonía del imperialismo norteamericano, en la búsqueda de la justicia social, la solidaridad y las garantías de paz bajo la profundización del diálogo fraterno entre los pueblos. Por lo tanto, se hace necesaria la creación de nuevos espacios de integración en materia económica, política, financiera, militar y cultural, capaces de hacer posible los vínculos en el marco de la diversidad.

“La construcción de un mundo multipolar implica la creación de nuevos polos de poder que representen el quiebre de la hegemonía unipolar, en la búsqueda de la justicia social, la solidaridad y las garantías de paz, bajo la profundización del diálogo fraterno entre los pueblos, su autodeterminación y el respeto de las libertades de pensamiento.”

La revolución socialista venezolana basa sus relaciones internacionales en la solidaridad, la autodeterminación de los pueblos. No podemos concebir un mundo unipolar, con una sola potencia imperialista, debemos crear un mundo pluripolar para salvar la humanidad.